Origen y evolución de los desguaces

Prácticamente, desde el comienzo de la fabricación de los automóviles, han existido lugares donde éstos iban a morir cuando su propietario los desechaba. Estos lugares en un principio eran similares a cementerios de vehículos, en donde se concentraban los vehículos que llegaban al final de su vida útil (VFUs), permitiendo la eliminación de estos residuos de las calles, y en donde también podías conseguir a muy buen precio, piezas de segunda mano para los vehículos.

Con el paso del tiempo, estos establecimientos conocidos como desguaces, han ido evolucionando, al igual que lo ha hecho la sociedad, adaptándose a la numerosa normativa que ha ido surgiendo. Estos esfuerzos que el sector del desguace ha realizado, y que mantiene hoy en día, han tenido como resultado, que lleguen a convertirse en Centros Autorizados de Tratamiento de VFUs (CATs), instalaciones industriales compuestas por empresas comprometidas con el medio ambiente, y formada por plantillas de expertos profesionales en la reutilización y tratamiento de los vehículos que llegan al final de su vida util.

Su profesionalidad y buen hacer, en la reutilización y reciclaje del vehículo y sus componentes, ha trascendido hasta el punto que; hoy en día, cualquier vehículo que llegue al final de su vida útil, debe ser entregado en estas instalaciones, habiéndoseles otorgado la capacidad para tramitar de manera telemática las Bajas Definitivas en el Registro de Circulación de Vehículos de la Dirección General de Tráfico.